Porqué los videos son tan caros y que obtienes con esta inversión

¿Por qué cuestan tanto?

En el presente, los precios son más altos de lo que solían ser. Hoy en día, hacer un video no es únicamente ponerse a grabar con una cámara. Hay muchos detalles y cosas que debes de tener en cuenta cuando decides añadir este contenido a tu portfolio/imágen de empresa, y más si quieres un resultado de calidad. Además, los videos de animación se han vuelto tendencia, así que estudios como Propulse Video están en alta demanda.

La pre-producciónp a veces puede llegar a requerir meses. Por ejemplo, está el desarrollo del guión, la logística y el transporte de personas (en caso que un proyecto lo requiera), planificar la disponibilidad de todos los factores envueltos, como la disponibilidad de espacios para grabar. Incluso a veces, contratar profesionales externos, como actores y actrices. Una vez todo esto está organizado, es cuando realmente se empieza la grabación.

La producción. Una vez grabando, también pueden ocurrir infortunios que te obliguen a tener que repetir diferentes tomas. Incluso en la animación, es posible que el estudio de video marketing que esté a cargo de tus proyectos te diseñe un estilo que al principio no sea de tu agrado y se deba de rehacer.

Una vez se consigue hacer la producción, se empieza con la posproducción. Iluminación, audio, tonalidad, colores, animaciones, cortes, elección de material. Todo los elementos mencionados deben ser perfeccionados para asegurar el éxito del producto final. Este proceso puede también requerir de mucho tiempo, llegando a semanas hasta que todo el mundo queda satisfecho, especialmente los clientes. 

Como puedes ver, todo el proceso visto de forma resumida ya te muestra todo el gran trabajo que se requiere. ¿El precio te sigue pareciendo caro?

Entonces, ¿Cuánto cuesta un video?

Vamos a ir al grano. ¿Cómo se pueden catalogar los videos acorde a su calidad-precio? A continuación os presentamos una estimaciones para situarte un poco mejor:

Alrededor de 1,000€

No te esperes nada muy profesional. Puede que tengas suerte de encontrarte con un profesional amateur que te ofrezca sus servicios a este rango de precio. Incluso puede resultar exitoso intentar hacer todo el proyecto por tu cuenta, con los recursos que tienes a tu alcance, siendo consciente que el resultado puede que no sea lo que esperas. Si alguien realmente alguien te ofrece realizarte un video a este precio, te recomendamos que seas escéptico. ¡Suena a timo!

Alrededor de 3,000€

Ahora sí, puedes esperar un resultado profesional. Un video relativamente corto que va a satisfacer tus principales necesidades, sin llegar a ser lo mejor que puedes encontrar considerando el coste y la inversión. Puedes obtener resultados fantásticos, y muchos de nuestros clientes están muy contentos por lo que hemos creado a este rango de precios.

Alrededor de 7,000€

Aquí ya se entra en una zona donde la producción ya puede cumplir la mayoría de resultados que deseas, incluso si algunos de estos son de ensueño (¡teniendo en cuenta que aún hay dos categorías por encima!). Al tener más recursos financieros, lo estudios pueden dedicar más esfuerzo en crear un diseño más que único que satisfazca la visión del cliente.

Alrededor de 20,000€

El contenido desarrollado con tal presupuesto definitivamente va a destacar entre las masas, ¡y sobre los competidores! Aquí no importa el reto, incluso si consume mucho tiempo, cada detalle está cuidado.

From 20,000€

Llegados a este punto, todo lo que esté por encima es más que ensueño. La imagen de tu empresa va a llegar más allá de las estrellas con un producto resultante de tal coste. ¡Puedes esperar un material de primera clase que cuyas animaciones sacarán el aliento a todo el mundo!

Porqué los estudios y las agencias cargan más dinero que los “freelancers”

Los consumidores cada vez más demandan contenido audiovisual. Hay estudios presentes que muestran cómo el uso de vídeos ha permitido incrementar las ventas de las empresas, en niveles alucinantes, ayudando a crear beneficio mucho más rápido. Los videos pueden categorizarse con diferentes rangos de precio, pero la mayor diferencia se suele encontrar entre los videos de agencias grandes y freelancers. Aquí tienes las razones:

Cuando contratas una agencia para producir un video no solo pagas el mismo, sinó que además también a las personas que han trabajado detrás con su profesionalidad. Tenemos copywriters que tienen conocimiento de diferentes indústrias, creando así el scripts perfecto que se adapta a tus necesidades. Animadores talentosos, que le dan vida a tus sueños. Camarógrafos increíbles que crean escenas de ensueño para tu empresa. Todas las cualidades que hemos mencionado son difíciles de encontrar y evolucionar. Un freelancer normalmente no suele tener tanta experiencia, y a veces puede llegar a obtener resultados no deseados.

Calidad sobre cantidad

Puede que todos los números que has visto sean algo intimidantes y supongan una gran inversión. ¿Por qué deberías entonces invertir? En realidad, existen freelancer maravillosos capaces de crear excelentes obras de forma mucha más barata que con una gran agencia. Pero aunque existan, tampoco debemos olvidar la otra cara de la moneda, porque los hay que no cumpliran tus expectativas. Es debido a la falta de experiencia con grandes empresas y la falta de fondos en equipamiento puntero lo que puede ser la causa. En una agencia de video, muchas mentes trabajan juntas, creando una buena sinergía que asegura el éxito de los proyectos. De acuerdo a las estadísticas, el 62% de las personas son más propensas a tener una percepción de una marca cuando ven un video de poca calidad, que no teniendo un vídeo desde un principio.

Comments are closed.